Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2003
Farmacología

Fármacos potenciadores del cerebro

Se hallan en estudio nuevos fármacos para mejorar la memoria y otras facultades superiores. Pero su posible aplicación a las personas sanas ha despertado ya un enconado debate.

Cierta tarde desapacible de abril, Tim Tully y yo nos encontrábamos en un laboratorio de la compañía Helicon Therapeutics. Nos aprestábamos a contemplar cómo se pergeñaba el futuro de la memoria y la cognición humana; al menos, en una versión plausible. Una intempestiva tormenta de nieve helaba la primavera de Long Island. Menciono estos detalles atmosféricos porque nos recordaban, a Tully y a mí, los inviernos de nuestra infancia. La fuerza persistente de tales recuerdos y los procesos biológicos que los registran y conservan en el cerebro se hallan en la base de una revolución incipiente en neurofarmacología.

Tully, neuroquímico del Laboratorio de Cold Spring Harbor y fundador de Helicon, ha sido uno de los protagonistas principales en la carrera emprendida hacia la obtención de una nueva clase de fármacos que podrían mejorar la memoria de quienes la tienen resentida. Tales fármacos resultan del conocimiento, cada vez más profundo, de las bases moleculares y mecanismos de acción de nuestra capacidad para rememorar lo mismo detalles de tormentas de hace más de 30 años que dónde dejamos las llaves del coche hace media hora.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.