WIKIMEDIA COMMONS/DARREN MEACHER/CC BY SA 3.0

Imagine que pudiera elegir no solo el camino más corto para llegar a su destino, sino también el que mejor se ajusta a su humor en ese momento. A tal fin, la licencia número 8.364.395 de la Oficina de Patentes de EE.UU. combina los últimos avances en sistemas de navegación con técnicas que permiten evaluar el estado anímico de una persona.

Los dispositivos de planificación de itinerarios ya permiten evitar peajes y atascos. Por otro lado, existen también micrófonos que calibran el nivel de estrés de un conductor a partir del tono de voz con el que pregunta por una dirección, sensores que detectan el pulso o el sudor de las manos al volante, o programas informáticos que bucean en las redes sociales para indagar en las emociones y ubicación de sus usuarios.

El nuevo instrumento, diseñado por investigadores de IBM, podría ayudar a los turistas a desplazarse con comodidad por una ciudad desconocida, evitando manifestaciones y grandes atascos, e incluyendo en la ruta restaurantes de moda o paisajes apacibles. Una serie de emoticonos en cada camino servirían como guía.

El dispositivo registra la historia reciente. «Puede elegirse el destino más popular en ese momento o aquel que más ha satisfecho a los usuarios durante la última semana», explica Paul B. French, arquitecto de sistemas de IBM y coinventor del aparato. Si el artilugio detecta un área que ha alegrado a otros visitantes, la clasificará como apta para mejorar el estado de ánimo. «El cambio de humor es clave», concluye French.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.