Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Diciembre 2003Nº 327

Bioquímica

Topoisomerasas de ADN de tipo II

Mediante cortes momentáneos en las cadenas del ADN las topoisomerasas de tipo II modulan la torsión de la molécula y eliminan los anudamientos que se generan en la doble hélice durante los procesos de actividad genética.

Menear

Cuando en los años cincuenta se descubrió la estructura del ADN, el soporte de la información genética pasó a ser un objeto tangible. La complementariedad entre las bases nucleotídicas de las cadenas que forman la doble hélice de ADN y la elucidación del código genético escrito en la secuencia de dichas bases establecieron los fundamentos de la biología moderna.

Desde entonces, se ha trabajado sin descanso en los mecanismos moleculares implicados en la replicación, transcripción, recombinación y reparación del ADN. Queda por averiguar la modulación de esos procesos y su integración con otras funciones de la vida celular. En este ámbito, uno de los aspectos de mayor repercusión biológica lo ofrece la estructura del ADN: su organización espacial y su topología.

Puede conseguir el artículo en: