Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

ALBA

Primeras pruebas operacionales del acelerador propulsor.

Edificio de ALBA.

ALBA es una fuente de luz de sincrotrón de tercera generación que está entrando en la última fase de construcción en Cerdanyola del Vallès, Barcelona. La luz de sincrotrón de ALBA tendrá una calidad, o brillo, de primer orden; se usará para la investigación en un amplio abanico de disciplinas científicas.

La estructura consta de tres aceleradores: el acelerador lineal, el propulsor y el anillo de almacenamiento, amén de siete líneas experimentales de luz (en su fase inicial).

El acelerador lineal entró en funcionamiento el año pasado, en paralelo con la terminación del edificio. En él se crea el haz de electrones y se le acelera hasta 100 megaelectronvolt (MeV). Luego, el haz se inyecta en el segundo acelerador, el propulsor, donde la energía se incrementa hasta los 3 gigaelectronvolt (GeV, es decir el 99,999999% de la velocidad de la luz). Esta es la parte más crítica de la cadena de aceleración. Por último, del propulsor, el haz se inyecta en el anillo de almacenamiento, donde los electrones son almacenados para la producción de la luz de sincrotrón.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.