Polarización del fondo cósmico de microondas

Se buscan los secretos de la dinámica del universo primitivo en el brillo ancestral de la gran explosión.
En el verano de 2002, un equipo de astrónomos, que trabajaba con un instrumento instalado en el polo Sur, el Interferómetro de Escala Angular en Grados (DASI), anunciaba el descubrimiento de que el rescoldo de la gran explosión, la radiación del fondo cósmico de microondas (FCM), está ligeramente polarizado; es decir, que los campos eléctricos de las microondas cósmicas presentan una orientación preferencial. En otras palabras, la señal procedente del espacio profundo tiene asociada una determinada dirección, como las direcciones de las señales de las estaciones de radio que afectan a la recepción por una antena que posea una orientación particular. Desde cinco años antes venía yo trabajando en la medición de esa esquiva señal.
Queda mucho por investigar antes de que la parte polarizada del FCM desvele todos sus secretos. La componente polarizada es, en el mejor de los casos, cien mil veces menor que la porción no polarizada del FCM, por lo que medirla resulta muy difícil y requiere paciencia y atención. No obstante, hay tanto que ganar, que varios equipos están empeñados en conocerla mejor.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.