Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2008
Genética

La regulación de la evolución

Ciertos interruptores inscritos en el ADN determinan cuándo y dónde se activan los genes. Gracias a ellos, los genomas producen una amplia diversidad de formas animales a partir de dotaciones génicas muy parecidas.

DON FARRALL/GETTY IMAGES

A primera vista parece la lista de animales de un zoo: un elefante, un armadillo, una zarigüeya, un delfín, un perezoso, un erizo, murciélagos grandes y pequeños, un par de musarañas, algunos peces, un macaco, un orangután, un chimpancé, un gorila y otras criaturas menos conocidas. Pero este elenco de animales salvajes no tiene nada que ver con parque zoológico real alguno. No hay jaulas, ni bares, ni siquiera animales. Es un zoo "virtual", que sólo alberga las secuencias del ADN de esos animales, vale decir, los cientos o miles de millones de letras de código del ADN que constituyen el listado genético de cada especie.

Los visitantes más entusiastas de este nuevo zoo molecular son los biólogos porque en él pueden encontrar un inmenso y detallado registro de la evolución. Llevan decenios queriendo averiguar cómo ha surgido la enorme diversidad de especies. Desde hace medio siglo sabemos que los cambios en los rasgos físicos, desde el color del cuerpo hasta el tamaño del cerebro, se deben a cambios en el ADN. Sin embargo, determinar con precisión qué cambios dentro de la notable extensión de las secuencias del ADN son los que confieren a los animales su aspecto característico era, hasta hace poco, inalcanzable.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.