Nanotécnica y sus procesos de fabricación

Los investigadores descubren procesos económicos y eficaces para construir estructuras de pocos nanómetros de anchura.

La búsqueda de una creciente miniaturización ha transformado el mundo. El desarrollo de la microelectrónica —primero el transistor y después la agrupación de transistores para crear microprocesadores, chips de memoria y controladores— ha hecho aparecer una amplia variedad de máquinas que manipulan información dirigiendo corrientes de electrones a través de silicio. La microelectrónica se basa en técnicas rutinarias que fabrican estructuras de muy poco más de 100 nanómetros de ancho. Esta dimensión —alrededor de la milésima parte del grosor de un cabello humano— es insignificante para nuestra vida cotidiana, pero grande en la esfera de los átomos y las moléculas. El diámetro de un hilo de 100 nanómetros cubriría cerca de 500 átomos de silicio.

La idea de construir "nanoestructuras" que comprendan sólo uno o algunos átomos es muy atractiva, como reto científico a la vez que como solución práctica. Una estructura del tamaño de un átomo constituye un límite fundamental: para hacer algo más pequeño habría que manipular los núcleos atómicos; en esencia, transmutar un elemento químico en otro. En los últimos años, se han aprendido diversas técnicas para la construcción de nanoestructuras, pero apenas se han comenzado a investigar sus propiedades y posibles aplicaciones.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.