La pandemia del SIDA

Los modelos matemáticos nos ayudan a descubrir el camino que sigue el virus del SIDA en su infección de individuos y poblaciones. Esos constructos producen resultados que contradicen la intuición.

A pesar de 10 años de investigación intensa y de esfuerzos tenaces para desarrollar una terapia eficaz, continúa sin domeñarse la propagación del virus causante del sida por buena parte del mundo. Mientras se confía en que se materialice la promesa de una intervención médica y clínica, el empeño por conocer la epidemia y hacerle frente con cambios de las pautas de conducta se está reforzando con el advenimiento de nuevas herramientas: los modelos matemáticos, que abarcan, en su consideración, el proceso entero de transmisión del virus en el rango de población.

En Africa subsahariana, y de forma creciente en la India y el sureste asiático, la celeridad con que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se propaga nos pinta un cuadro alarmante: la infección alcanza niveles altísimos entre las prostitutas y sus clientes masculinos, así como entre los adictos a drogas intravenosas. Pero la tasa de infección crece también de manera persistente en la población general.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.