Historia de la biología

Los pólipos de Trembley

Los elegantes experimentos que Abraham Trembley realizó con hidras en la década de 1740 señalaron los albores de la zoología experimental. Sin embargo, pocos conocen su nombre y los detalles de sus investigaciones.

Todo biólogo sabe que algunos animales primitivos se reproducen asexualmente por gemación; que a partir de segmentos del cuerpo algunas especies regeneran el organismo entero y que pueden injertarse tejidos de un individuo en otro de su misma especie. Sin embargo, pocos investigadores se detienen a pensar que estos hechos no siempre resultaron tan palmarios. Y son menos todavía los que saben que su descubridor fue Abraham Trembley, un oscuro preceptor suizo cuyas sorprendentes revelaciones acerca de los curiosos invertebrados llamados hidras trastornaron e intrigaron a la Europa de la Ilustración de principios de la década de 1740 y le merecieron, a los ojos de algunas autoridades, el título de "padre de la zoología experimental".

No es de extrañar que Trembley sea hoy casi un desconocido. En la bibliografía, cuando se le menciona suele explicarse poco su vida, sus métodos innovadores, la influencia de su obra en sus contemporáneos o la notable importancia de su método y sus descubrimientos para la ciencia moderna. Creemos que ha llegado el momento de que Trembley salga del anonimato.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.