Perovskitas

Muchos superconductores de alta temperatura pertenecen a una familia de cerámicas llamadas perovskitas, cuya versátil estructura engendra materiales que ofrecen un amplio espectro de propiedades eléctricas.

Hace tres años escasos, K. Alex Müller y J. Georg Bednorz, del laboratorio de investigación de la compañís IBM en Zurich, descubrieron un material que era superconductor a temperaturas superiores a las alcanzadas hasta entonces: no ofrecía resistencia al paso de electricidad a los 28 grados Kelvin (grados centrígrados por encima del cero absoluto). Desde entonces, se han desarrollado otros superconductores de "altas temperaturas", que funcionan a 100 grados K o más. ¿Por qué los materiales son superconductores? La respuesta pertenece todavía al reino del misterio. Ello no obstante, varios grupos, incluido el del autor en el laboratorio de geofísica de la Institución Carnegie de Washington, ha mostrado que los nuevos materiales comparten un mismo rasgo: son miembros de la familia cristalográfica de las perovskitas.

Las perovskitas, que deben su nombre al material específico componente, son cerámicas (sólidos que combinan elementos metálicos con no metálicos, oxígeno por lo común) que tienen una especial disposición atómica. Se trata de los minerales más abundantes de la Tierra y, desde hace tiempo, tema de interés para los geólogos, gracias a su valor informativo para conocer la historia del planeta. Son también fascinantes desde una óptica tecnológica, porque las perovskitas naturales y sintéticas presentan una notable variedad de propiedades eléctricas. Mientras que una determinada estructura cirstalina se asocia generalmente con una propiedad eléctrica específica, las perovskitas cubren toda la gama, desde aislantes (no conductores) hasta semiconductores, conductores superiónicos (en los que son iones, en vez de electrones, los que establecen un flujo a través del cristal), conductores semejantes a los metales y, ahora, superconductores de alta temperatura. Las perovskitas constituyen hoy la materia prima de una industria electrocerámica que mueve 20.000 millones de dólares anuales, cifra que dejarán muy atrás las aplicaciones de los superconductores de alta temperatura.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.