Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Inviernos más fríos en Europa

Las últimas mediciones del campo magnético del Sol parecen indicar que, en estos momentos, nuestro astro se halla menos activo que en los últimos 90 años.
JEFF SCHMALTZ/NASA, MODIS RAPID RESPONSE TEAM (imagen satélite)
El Sol no radia siempre con la misma intensidad. Se suceden fases de mayor y menor actividad en ciclos de unos once años. Una manifestación visible de tales cambios la proporcionan las manchas solares: si bien en ellas la temperatura es localmente menor de lo habitual, un gran número de manchas indica un intenso campo magnético y, como consecuencia, una mayor emisión global de radiación. Las últimas mediciones del campo magnético del Sol parecen indicar que, en estos momentos, nuestro astro se halla menos activo que en los últimos 90 años.
Sami Solanki, del Instituto Max Planck para el Sistema Solar de Lindau, y colaboradores británicos han hallado una interesante correlación entre los registros meteorológicos de los últimos 350 años y la actividad magnética del Sol durante ese tiempo: el descenso de la actividad solar se acompaña de inviernos más crudos en Centroeuropa y las Islas Británicas. De hecho, ahora mismo podríamos haber entrado en una de esas fases de inviernos gélidos, circunstancia que explicaría los rigores del invierno pasado.
El fenómeno no guarda ninguna conexión con el cambio climático. Prueba de ello es que la relación entre la actividad solar y el clima europeo sólo se hizo patente una vez sustraídos los efectos acumulados del calentamiento global. Por otro lado, los cambios parecen afec-
tar de manera exclusiva a Centroeuropa. Es probable que una menor actividad solar dificulte la llegada de los vientos cálidos del Atlántico. Sin embargo, la razón para ello aún se desconoce.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.