Fusión láser

El nuevo y mayor sistema láser del mundo dirigirá rayos láser procedentes de todas las direcciones hacia una bola de hidrógeno congelado del tamaño de un guisante, la calentará hasta una temperatura de millones de grados y provocará la fusión.
MATT COLLINS
El 29 de mayo, el Laboratorio Nacional Lawrence en Livermore inauguró las Instalaciones Nacionales de Ignición de Estados Unidos, el mayor sistema láser del mundo. Dirigirá rayos láser procedentes de todas las direcciones hacia una bola de hidrógeno congelado del tamaño de un guisante, alojada en un tubo, un hohlraum (una cavidad); la calentará hasta una temperatura de millones de grados y provocará la fusión. Los rayos láser deben recorrer cierta distancia para ir recogiendo energía de amplificadores antes de golpear su pequeño blanco. El laboratorio compara la precisión necesaria con la de un lanzador que enviase una pelota desde el estadio AT&T Park de San Francisco hasta el estadio Dodger de Los Angeles. Esta instalación, diseñada para asegurarse de que las cabezas nucleares de los Estados Unidos funcionan correctamente sin necesidad de pruebas reales, proporcionará también un medio para estudiar el interior de las estrellas y la fusión como fuente de energía.

Número de rayos láser que golpean el blanco: 192
Número de puntos de control para amplificar y mantener los rayos: 60.000
Distancia que recorre el láser: 1 kilómetro
Tiempo en el que todos los rayos deben golpear el blanco, en billonésimas de segundo: 30
Energía transmitida al blanco, en joule: 1,8 millones
Estimación inicial del coste: 1100 millones de dólares
Estimación inicial de tiempo de construcción: 6 años
Coste final: 3500 millones de dólares
Tiempo de construcción: 12 años

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.