La música, las películas, los videojuegos y la Malla Máxima Mundial se están fundiendo en una sola entidad. Estos medios, hasta ahora diferenciados, abandonan métodos de producción y distribución esencialmente analógicos (películas de celuloide, vehículos de reparto) para constituirse en medios digitales, al par que sus productos convergen hacia una gran corriente de datos numéricos. Es el ocio digital. Vamos a traer el espectáculo a nuestras pantallas de televisión y ordenadores personales, a los relojes de pulsera y automóviles, a los visores integrados en el salpicadero: cuando queramos y donde estemos. Es cuanto se resuelvan una serie de diversos problemas legales y técnicos, podremos no sólo disfrutar del mismo, sino también crearlo y distribuirlo.

Otros artículos del informe especial «Ocio digital»

Humanos virtuales

    • Alvy Ray Smith

Un mundo virtual a medida

    • Glorianna Davenport

Guerra en la música

    • Ken C. Pohlmann

Creación de convergencia

    • Peter Forman
    • R. W. Saint John

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.