Efectos biológicos de los rayos X de baja energía

El tipo de radiación empleada en las mamografías podría inducir un mayor número de alteraciones cromosómicas que otras radiaciones más energéticas.
CORTESÍA DE LOS AUTORES, UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BARCELONA
Las radiaciones ionizantes son aquellas que poseen energía suficiente para extraer electrones de los átomos, por lo que pueden desencadenar reacciones químicas y, en caso de incidir sobre tejidos vivos, provocar daños. Existen varias clases de radiaciones ionizantes: por un lado, las ondas electromagnéticas muy energéticas (rayosX y gamma); por otro, las radiaciones corpusculares, como las partículas alfa (núcleos de helio), las partículas beta (electrones) o los neutrones.
Los rayos X presentan numerosas aplicaciones en medicina, por lo que conocer con detalle sus efectos sobre las células reviste un enorme interés. En protección radiológica, se suele dar por sentado que los rayos X y gamma provocan las mismas alteraciones, con independencia de su energía. Sin embargo, algunas investigaciones recientes sugieren que los rayosX de unos 30 kilovoltios pico (kVp) podrían ejercer un efecto biológico superior al de otras radiaciones más energéticas. Dado que este es el tipo de radiación que se emplea en las mamografías, tales estudios cuestionan la relación entre el riesgo y el beneficio de la práctica generalizada de mamografías como método de detección precoz del cáncer de mama.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.