Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Pérdidas en las atmósferas planetarias

La atmósfera de la Tierra escapa poco a poco al espacio. ¿Llegará nuestro planeta a parecerse a Venus?

Wolfram Schroll, Corbis

Una de las propiedades más notables del sistema solar es la variedad de las atmósferas planetarias. La Tierra y Venus tienen una masa y un tamaño parecidos. Sin embargo, la superficie de Venus se cuece a unos 460 grados Celsius bajo un océano de dióxido de carbono que ejerce sobre ella tanta presión como si fuera una capa de agua de un kilómetro de espesor. Calisto y Titán, lunas de tamaño planetario de Júpiter y Saturno, respectivamente, tienen dimensiones aproximadas, pero Titán posee una atmósfera rica en nitrógeno, más densa que la nuestra, y Calisto diríase desprovisto de atmósfera.
¿Cuál es la razón de tales extremos? Si lo supiéramos, podríamos explicar por qué la Tierra hierve de vida, mientras que sus hermanos planetarios parecen inertes. Saber cómo evolucionan las atmósferas resulta también esencial para determinar qué planetas fuera del sistema solar podrían ser habitables.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.