Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Filosofía post-genómica

El desarrollo de la biología tras la secuenciación del genoma humano plantea nuevos retos filosóficos.

james e. geach y rob crain

«There is a revolution occurring in the biological sciences». Con esta frase da comienzo un artículo publicado en 2003 por la revista Genome Research. Ese mismo año culminó el Proyecto Genoma Humano (PGH). Podríamos hablar, pues, de una «revolución post-genómica». La biología había cubierto en esa fecha un trayecto de cincuenta años que coincide con la segunda mitad del siglo XX. Este tramo histórico principia en los años cincuenta con el descubrimiento de la estructura y función del ADN.

Entonces comenzó a cundir la idea de que habíamos dado con las claves últimas de la vida. Se abría ante nosotros una perspectiva de conocimiento y de dominio hasta entonces impensada. La orientación de la investigación biomédica cambió drásticamente. Los fondos y los recursos humanos se dirigieron con preferencia hacia el ámbito en plena ebullición de la bioquímica, la biología molecular y la genética molecular, muchas veces en detrimento de otros campos más clásicos de las ciencias de la vida.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.