Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Historia de la astronomía

El enigma del calendario maya

El códice de Dresde podría enseñarnos la forma de concordar el calendario maya con el nuestro.
Los conquistadores españoles no sólo se trajeron a Europa sacos llenos de oro y plata. También vinieron con un manuscrito iluminado de los mayas del Yucatán. Hoy se conserva como una auténtica joya en la Biblioteca regional de Sajonia, en la ciudad de Dresde. Este "Codex Dresdensis" apareció en Viena en el año 1739 y fue adquirido por el entonces director de la Biblioteca Real de Sajonia, Johann Christian Götze.
Para que se pudiesen examinar con mayor facilidad las 39 hojas de papel de corteza escritas por las dos caras de que se componía el manuscrito, Ernst W. Förstemann, director de la biblioteca, publicó en 1880 un facsímil, obtenido por medio del nuevo procedimiento de la heliografía. El mismo, como lingüista, fue de los primeros en ocuparse científicamente de este manuscrito maya único y en analizar las cifras y fechas calendáricas que contenía.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.