Más allá de los sistemas de voz inalámbricos

Los teléfonos celulares son una aplicación de las comunicaciones inalámbricas. La técnica permite determinar la posición con exactitud y controlar lugares remotos.
En los próximos decenios, la red de sistemas de radio terrestres e instalados a bordo de satélites, cada vez más integrada, se irá desarrollando para enfrentarse a la creciente demanda de comunicaciones rápidas y móviles. Aunque el estímulo inicial para la construcción de esa infraestructura vino del simple deseo de conversar sin la sujeción de unos hilos conductores, están surgiendo otras aplicaciones; por citar dos: determinar dónde se encuentra una persona o un objeto y controlar ingenios a distancia.
Hasta hace poco, tales usos podrían haber parecido de interés sólo para navegantes, pilotos, vigilantes o especialistas. Pero la técnica inalámbrica es tan versátil (y los sistemas tan compactos y económicos gracias a los avances en electrónica e informática), que resulta útil incluso para quehaceres más prosaicos, por ejemplo, atravesar la ciudad en automóvil o proteger un domicilio de los ladrones.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.