Láser en el kilómetro final

Los modernos servicios multimedia en banda ancha pueden llegar directamente a viviendas y empresas por medio de láseres infrarrojos de corto alcance.

Imagínese una red urbana de distribución de agua que no abastece locales y viviendas porque las tuberías carecen de la longitud suficiente. Esta situación se parece mucho a la que hoy se da en la red de transmisión de datos de alta velocidad. Se han invertido muchos miles de millones de euros en construir redes básicas de fibra óptica que lleven a los ordenadores domésticos y profesionales servicios multimedia de calidad realmente elevada; pese a ello, se han quedado cortas: en Estados Unidos, por ejemplo, les falta un poco menos de un kilómetro para llegar a nueve de cada diez empresas de más de 100 empleados. No obstante el incesante crecimiento de la demanda, tardan en hacerse realidad las halagüeñas perspectivas: la supresión de los retrasos en la navegación por la Red y en el acceso a bibliotecas de datos, un comercio electrónico más ágil, emisiones de vídeo que pueden contemplarse en el acto y de seguido, servicios de petición de vídeo, videoconferencias, transferencias de imágenes clínicas en tiempo real, interconexiones de empresas que posibiliten el compartir trabajos, una variedad de transacciones entre entidades comerciales. Todo esto no ha despuntado todavía; yace enterrado bajo las calzadas y aceras de las ciudades.

El problema es bien sencillo: los conductores de cobre y cables coaxiales que conectan los sistemas de teléfonos y televisión por cable a los edificios carecen de la capacidad necesaria (del orden de gigabits por segundo) para transportar servicios y aplicaciones de gran anchura de banda. Además, costaría demasiado instalar los puentes de fibra óptica requeridos para conectar millones de usuarios a la red básica de fibra óptica (entre 60.000 y 300.000 euros por kilómetro). Por tales razones hoy sólo se utiliza del 2 al 5 por ciento de esta red de cobertura nacional.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.