Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Agosto de 1985
Cosmología

Cúmulos globulares

Densas agregaciones de estrellas antiguas, cuya propia gravitación liga unas a otras. Su estudio ha arrojado provechosa luz sobre la evolución de las estrellas, las galaxias y el universo entero.

Para quien observe a través de un gran telescopio, los cúmulos globulares se numeran entre los objetos más bellos del cielo. Las estrellas llenan el campo de visión por millares; hasta un millón de ellas, la mayor parte demasiado débiles para dejarse ver, pueden quedar encerradas en un volumen esférico cuyo diámetro no llega a los 150 años-luz. Durante decenios, los astrónomos han venido reflexionando sobre la manera en que tales acumulaciones de estrellas pudieron formarse y sobre el modo en que la interacción entre sus campos gravitatorios las mantiene unidas en un cúmulo estable.

Además, a lo largo del siglo xx, el estudio de los cúmulos globulares ha conducido a avances fundamentales en muchas ramas de la astronomía. Debido en parte a su luminosidad, la distribución espacial de los mismos ha ayudado a establecer fronteras que dividen la Vía Láctea de otras galaxias; se ha sugerido incluso que las nubes de gas que engendraron los cúmulos globulares constituyeron el material de construcción de las galaxias. Más aún, se puede suponer que todas las estrellas que integran un mismo cúmulo son de la misma edad; de donde los tipos de estrellas que hay en los cúmulos ofrecen una visión general sobre las vías de evolución de las estrellas y sobre la razón por la que difieren en color y brillo. Finalmente, los cúmulos globulares están relacionados con la evolución del propio universo. Son los objetos más antiguos conocidos, datando, tal vez, de los instantes consecutivos a la gran explosión; en consecuencia, sus edades imponen fuertes restricciones experimentales sobre los modelos cosmológicos y su composición química revela la composición de las galaxias en su primera fase de evolución.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.