Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Diciembre de 1995
Oncología

¿Cáncer de mama producido por estrógenos ambientales?

Los autores formulan y razonan una sugestiva hipótesis sobre la participación de ciertas sustancias químicas ambientales, que remedan a las hormonas, en el desarrollo del cáncer mamario.

En dos de cada tres mujeres que padecen cáncer de mama los médicos desconocen la etiología del tumor. El durante tanto tiempo esperado "gen del cáncer de mama" (simbolizado en las siglas BRCAl por su denominación inglesa "breast cancer") no parece que sea responsable de más del 5 por ciento de los casos. La herencia genética y todas las demás características, o factores de riesgo, que aumentan la posibilidad de contraer la enfermedad explican sólo alrededor de un tercio de todos los casos. Nosotros no podemos ufanarnos de haber resuelto por fin el misterio, pero la hipótesis que propusimos, junto con otros, en 1993 quizás arroje cierta luz.

De acuerdo con la investigación propia y ajena, ciertas sustancias del medio serían culpables de una notable fracción de la incidencia de cáncer mamario. Las denominamos xenoestrógenos, o estrógenos foráneos. Los xenoestrógenos, que llegan al organismo procedentes del ambiente, imitan la acción del estrógeno sintetizado en las células o alteran la actividad del mismo. Los hay que amortiguan los efectos producidos por los estrógenos; tales variedades, que se degradan rápidamente en el organismo, suelen encontrarse en la coliflor, el brécol y derivados de la soja. Otras formas, sintéticas, refuerzan aquella acción y son de vida larga. Desde la segunda guerra mundial ha aumentado en la sociedad moderna la presencia de estas últimas (que se hallan en ciertos plaguicidas, fármacos, combustibles y plásticos); son las que nos preocupan.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.