¿Está en Africa nuestro origen?

La teoría de que todos los humanos descienden de un antepasado africano reciente fue promovida por genéticos que estudiaban poblaciones actuales. El registro fósil corrobora ese modelo.

En la década de los setenta, una serie de extraordinarios descubrimientos antropológicos en el este africano transformó la interpretación académica de las primeras fases de la evolución humana. Se ganó muy pronto el interés del gran público. Los medios de comunicación siguieron paso a paso los espectaculares hallazgos de antiquísimos restos de homínidos: fósiles keniatas atribuidos a las primeras especies humanas Homo habilis y Homo erectus, huellas plantares de Tanzania datadas en 3,7 millones de años y huesos de «Lucy» y sus congéneres australopitecos descubiertos en Etiopía.

La misma década asistió al comienzo de otra revolución en la paleontología humana, cuya importancia no se había reconocido debidamente hasta ahora. Esta pacífica revolución tiene que ver con la última fase de los orígenes del hombre: la aparición de gente como nosotros, nuestra especie, Homo sapiens, con su amplia variedad de físico y de color.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.