Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Febrero 1991Nº 173
Ciencia en imágenes

Astronomía

Superficie de Venus

Las imágenes de alta definición revelan mezcla de accidentes, familiares unos, insólitos otros.

Menear

Por su tamaño, masa y distancia al Sol, Venus parece gemelo de la Tierra. La naturaleza de su superficie ha constituido, sin embargo, un misterio durante mucho tiempo. Las nubes plateadas que lo embellecen ante nuestros ojos lo ocultan también por completo. Para fortuna de la ciencia, las radioondas de longitudes de onda centimétricas perforan las nubes, permitiendo que los radiotelescopios asentados en el suelo y los instalados a bordo de las sondas espaciales puedan reconstruir una tosca representación del paisaje del planeta. Cuando el vehículo espacial Magellan comenzó a cartografiar Venus el pasado 15 de septiembre, éste empezó por fin a revelarnos su verdadera naturaleza. La impresión general es que constituye un mundo dinámico, moldeado por procesos muy similares a los desarrollados en la Tierra, que, no obstante, produjeron resultados llamativamente distintos.

Puede conseguir el artículo en: