El factor humano en los equipos multiétnicos

Quienes colaboran con personas de otras nacionalidades deben conocer las formas de trabajo típicas del país respectivo y así evitar fáciles malentendidos La psicología ha emprendido un ambicioso estudio mundial sobre las relaciones humanas implicadas.
© Fotolia/ANDROFROLL
Jan T., jefe de proyecto en un proveedor de componentes del sector de la automoción, se ha quedado atónito. Acaba de recibir una queja de un cliente por las piezas entregadas, que no se ajustan bien a las prestaciones exigidas. Fueron fabricadas en una filial de Hungría donde los ingenieros gozan de fama por su competencia y profesionalidad. ¿Cómo ha podido suceder? Hace ya meses, los húngaros habían comunicado un error en los planos a la central en Stuttgart. El responsable alemán confió en que el fallo, una vez detectado, se corrigiera. "¿Por qué no lo habéis corregido?", pregunta desconcertado. Respuesta oficial: "Hemos notificado el problema en reiteradas ocasiones y nunca nos habéis indicado que debíamos hacerlo..."
La reacción de los colegas húngaros puede resultar sorprendente. La verdad es que, en los países del Este, la comunicación con los superiores jerárquicos funciona de manera diferente. Llevándolo al extremo, informar al jefe de un eventual fallo es una cuestión delicada, pues se evita colocarlo en una situación comprometida. Más, cuando es el único que puede decidir si hay cambios en la marcha de las actividades.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.