Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La percepción del habla en los bebés

Mucho antes de que hable y comprenda, el niño es sensible a las distinciones acústicas.
© Fotolia / Eric IsselEe
Se ha demostrado que el recién nacido está dotado de varias capacidades: la preferencia por estímulos del habla frente a otros estímulos sonoros, reconocer y preferir la lengua materna, entre otras. Aún poseyendo tales habilidades, el bebé deberá realizar varios pasos para poder adquirir su lengua.
Mucho antes de que hable y comprenda, el niño debe mostrarse sensible a las distinciones acústicas que le resultarán imprescindibles para la futura comprensión del habla, lo que apoya la existencia de mecanismos innatos especializados en la percepción del lenguaje. Así pues, uno de los primeros pasos que realiza un bebé para adquirir la lengua materna es descubrir cuáles son los sonidos (fonemas o unidades básicas del habla) que la componen. Se sabe que cada lengua posee sus sonidos particulares. De hecho, los adultos mostramos dificultades en la percepción de determinados sonidos/fonemas de lenguas no maternas. Por ejemplo, /r/ y /l/ son fonemas distintos en español, pero no en japonés. Un adulto japonés tendrá dificultades en discriminar entre estos dos sonidos, por lo que no será capaz de diferenciar palabras como hola y hora. Diversos estudios han demostrado que los bebés, hasta los seis meses, son capaces de discriminar entre contrastes vocálicos y consonánticos de cualquier lengua, pero que a partir de esa edad disminuye la competencia para discriminar contrastes fonéticos de otras lenguas. Esta pérdida es consecuencia de la exposición a la lengua materna. Al mismo tiempo, esta exposición mejorará la percepción de los contrastes que son propios a la lengua de la madre.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.