Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2017
Retrospectiva

Del exorcismo a la psicoterapia

Los trastornos mentales han existido a lo largo de la historia de la ­humanidad. Diferentes investigadores y corrientes psicológicas han contribuido a su detección y tratamiento.

En este lienzo del siglo xix realizado por Tony Robert-Fleury (1838-1911), el médico francés Philippe Pinel libera de sus cadenas a una enferma mental con motivo de su «reforma del manicomio». [AKG IMAGES / DE AGOSTINI PICTURE LIBRARY]

En síntesis

La psicología clínica, disciplina que se ocupa del origen y tratamiento de los trastornos mentales, cuenta con una dilatada tradición. Ya Hipócrates destacó el origen somático del temperamento.

En el transcurso de los siglos se ha pasado de querer proteger a la población de los «locos» a buscar un tratamiento efectivo para curar a las personas con trastornos psíquicos.

Gran parte de los tratamientos psicoterapéuticos actuales beben todavía de las dos grandes corrientes históricas de la psicología, el psicoanálisis y el conductismo.

Las estadísticas resultan alarmantes: hoy en día, las enfermedades mentales son el tercer motivo más frecuente de incapacidad laboral, y la probabilidad de desarrollar una psicopatología al menos una vez en la vida ronda el 43 por ciento. Pero los trastornos mentales no son un fenómeno de los tiempos modernos. Seguramente, siempre han existido. Un repaso a la historia de la evolución de la psicología clínica muestra que, desde antes de Cristo, se buscaba remedio para las personas que manifestaban un comportamiento o unas emociones «diferentes» y que podían suponer un peligro para ellas mismas o para su entorno.

En la antigüedad, se partía de la base de que los malos espíritus, los demonios o los conflictos entre Dios y el demonio originaban comportamientos anómalos. Por entonces, el tratamiento se limitaba, sobre todo, al exorcismo, a expulsar los espíritus o el diablo del cuerpo de quien padecía esos síntomas. Pero Hipócrates (460-370a.C.) arrojó un rayo de esperanza para estas personas. Fue uno de los primeros eruditos en desligar los trastornos mentales de conflictos sobrenaturales. Este médico griego atribuyó un origen somático para esas maneras «extrañas» de comportarse: hablaba de un desequilibrio en los humores corporales. En la actualidad, sin embargo, muchas de sus suposiciones resultan extravagantes; entre ellas, la idea de que el útero que tiene vida propia y vagabundea por el cuerpo de la mujer en busca de hi­jos desemboca en histeria. Con todo, su punto de vista fue revolucionario para la época. No obstante, pronto cayó en el olvido. En la Edad Media, los demonios volvieron a protagonizar las explicaciones para la conducta inusual.

En el siglo xv se establecieron los primeros manicomios en Europa. Más que para curar, su finalidad consistía en proteger a la población de los «locos». En aquellos tiempos, los médicos interpretaban que los enfermos mentales se decantaban intencionadamente por la locura en lugar de tender a la razón. Por ese motivo, se intentaba «persuadir» a los pacientes a través de métodos brutales, entre otros, infligiéndoles quemaduras o atándoles. Hacia 1800, el médico francés Philippe Pinel (1745-1826) puso en marcha una reforma humanitaria del tratamiento de los enfermos psíquicos. Sostenía que había que ayudarles y tratarles con cordialidad. La popularidad de sus éxitos favoreció un cambio de pensamiento en su país y en otros lugares del mundo.

Cuando en el año 1879, Wilhelm Wundt (1832-1920) fundó el primer instituto psicológico en la Universidad de Leipzig, la psicología alcanzó el estatus de ciencia independiente. Poco después, el psicólogo Lightner Witmer (1867-1956), discípulo de Wundt, empleó por primera vez el término psicología clínica.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.