Sin elogios, por favor

Las personas con depresión no toleran bien los cumplidos.

La imagen que tenemos de nosotros mismos influye en cómo manejamos los elogios y cumplidos. [ISTOCK / TIXTI]

Cuando estamos tristes, las cosas bellas de la vida nos alegran menos. Pero ¿nos afectan más los comentarios negativos en un estado de tristeza? La psicóloga Julie Reichenberger y sus colaboradores de la Universidad de Salzburgo mostraron a 84 estudiantes una serie de vídeos en los que un actor profería comentarios positivos («¡Eres genial!»), negativos («Te odio») o neutros ante la cámara. Los participantes veían docenas de estas filmaciones, las cuales duraban apenas tres segundos. A continuación, debían explicar cómo se habían sentido en esos momentos y la manera en que solían reaccionar ante valoraciones (positivas o negativas) de su persona. También se analizó si presentaban síntomas de depresión.

Los probandos que manifestaban signos depresivos se alegraban menos por los elogios y cumplidos; en cambio, los comentarios negativos no influían en su estado de ánimo más que en el de los demás participantes. Estos resultados confirman hallazgos previos, según los cuales las personas con depresión reaccionan en menor medida ante las experiencias positivas, explica Reichenberger. En su experimento, dicho efecto destacaba, sobre todo, en los sujetos que afirmaban gestionar peor los cumplidos.

El miedo a la evaluación positiva atormenta a muchas personas que sufren depresión, puesto que los elogios se hallan en contradicción con las grandes dudas que numerosos afectados tienen sobre sí mismos. Para lograr que vuelvan a alegrarse por los cumplidos, se deberían tratar los miedos y temores subyacentes.

Fuente: Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry, vol. 54, 186e194, 2017

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.