Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Mayo/Junio 2017Nº 84
Encefaloscopio

Psicobiología

Gratuito

Ante la adversidad, los hombres prefieren mujeres rollizas

Tras el esfuerzo físico, los varones encuentran más atractivos los rostros de mujeres con un mayor peso corporal. 

Menear

Los hombres se sienten más atraídos por las mujeres rollizas después de practicar ejercicio físico intenso, sostienen Carlota Batres y Andrew Perrett, de la Universidad de Saint Andrews, en Gran Bretaña. Durante diez días sometieron a un entrenamien­to militar a 23 hombres y 8 mujeres, todos ellos en torno a los 20 años. Los investigadores solicitaron en distintas ocasiones (antes, durante y después del esfuerzo físico) que, de una selección de retratos del sexo opuesto, escogieran las caras que les resultaban más atractivas. Tres días después, los participantes que habían sido sometidos al adiestramiento militar mostraban una preferencia por los rostros de mujeres con un peso corporal mayor. No se observó un efecto similar en las compañeras de experimentación; tampoco en los probandos que no habían participado en las sesiones de entrenamiento (sujetos de control).

Hace tiempo que los investigadores especulan sobre la posible relación entre la inclinación masculina por las mujeres rollizas y las condiciones ambientales adversas. Hasta ahora no se había podido esclarecer si el entorno altera los gustos individuales de manera directa o si se trata de una peculiaridad cultural. El trabajo de Batres y Perrett confirma el primer supuesto. Los autores señalan que tal preferencia podría deberse a una respuesta adaptativa: las mujeres con un mayor peso corporal parecen mejor equipadas para sobrevivir y reproducirse en condiciones duras.

Fuente: Ethology 10.1111/eth.12571, 2016

Puede conseguir el artículo en: