Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Hacer una lista de las tareas pendientes ayuda a dormir

ISTOCK/CHAMELEONSEYE

Cavilar es una de las principales causas de los trastornos del sueño, indican diversos estudios. El psicólogo y neurocientífico Michael Scullin y sus colaboradores de la Universidad Baylor, en Texas, han investigado un método sencillo para detener el ­carrusel de pensamientos que impide pegar ojo: consiste en elaborar una lista de quehaceres pendientes antes de acostarse.

Los científicos observaron la conducta de estudiantes en un laboratorio de sueño. Mediante un electroencefalograma (EEG) comprobaron su descanso. Asimismo, pidieron a los 28 participantes que, entre media hora y una hora antes de irse a dormir, anotaran todas las actividades que tenían pendientes para los próximos días; les dieron cinco minutos para ello. Durante ese mismo tiempo, los 29 probandos del grupo de control debían escribir las tareas que habían finalizado de manera satisfactoria los días anteriores.

Los participantes que completaron una lista de quehaceres pendientes antes de acostarse conciliaban el sueño, de media, 16 minutos después de apagar la luz. En cambio, los que se quedaron pensando en el pasado necesitaron, de promedio, 25 minutos para dormirse. Cuanto más específica y extensa era la lista de actividades por efectuar, antes cerraban los ojos los voluntarios.

Scullin y su equipo admitieron que el hallazgo les sorprendió al principio, puesto que, por lo general, son las actividades que todavía se tienen que llevar a cabo las que suelen mantener a las personas despiertas. El hallazgo se corresponde con una serie de estudios que demuestran que anotar los problemas puede ayudar a procesarlos y a reducir la ansiedad. Asimismo, existen indicios de que imaginarse la angustia ante futuros acontecimientos con el mayor detalle posible puede ayudar a aliviar el miedo que suscitan.

De esta manera, la lista de quehaceres cumpliría una función similar a una «lista de preocupaciones», método que se emplea desde hace tiempo en el tratamiento de los trastornos del sueño. Según parece, esta estrategia también puede ayudar a las personas que no presentan ningún trastorno psicológico a la hora de dormir, ya que se quedan más tranquilas después de plasmar sus pensamientos en un papel. Trabajos anteriores sobre el efecto de la escritura antes de conciliar el sueño han arrojado diferentes resultados. Esta investigación es la primera que se ha centrado de forma objetiva en el tiempo que transcurre entre acostarse y conciliar el sueño.

Fuente: Journal of Experimental Psychology: General, vol. 147, págs. 139-146, 2018

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.