Religión en vez de psicoterapia

Las personas con convicciones religiosas se muestran menos temerosas y presentan menos síntomas de depresión. 

Un grupo de la Universidad de Illinois ha investigado cómo las personas religiosas gestionan las dificultades espirituales y si su manera de proceder guarda similitud con métodos de la terapia cognitivo-conductual.

Para su estudio, los científicos preguntaron a 203 voluntarios cuán religiosos o espirituales se consideraban y cuánto les ayudaba dicha actitud en la vida para superar crisis. Además, los participantes (la mayoría cristianos) debían indicar con qué frecuencia intentaban ver las situaciones negativas desde otro punto de vista y cómo de seguros se sentían al afrontar problemas personales.

Resultado: las personas que se apoyaban más a menudo en su religión o espiritualidad para superar crisis, confiaban más en su resistencia psíquica. Asimismo, los participantes religiosos se mostraban más dispuestos a observar desde otra perspectiva las situaciones desventajosas. Y, al parecer, con éxito: las personas con convicciones religiosas o espirituales más firmes se mostraron menos temerosas y presentaban menos síntomas de depresión.

Según los investigadores, existe una gran semejanza entre la técnica terapéutica de la «reevaluación cognitiva» y el pensamiento religioso. Así pues, los creyentes considerarían una situación determinada como «una prueba de Dios» o el destino, mientras para los no creyentes significaría una oportunidad para el crecimiento personal o para un nuevo comienzo. Con todo, ambas posturas provocan el mismo efecto en la mente.

Fuente: Journal of Religion and Health, 10.1007/s10943-020-01160-y, 2021

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.