Tratamiento a través de mensajes cortos

El tratamiento terapéutico a través de los mensajes de texto puede ser útil en situaciones en las que no sea posible realizar una terapia presencial.

FIZKES / GETTY IMAGES / ISTOCK

Con la pandemia del nuevo coronavirus, se ha ido normalizando que las personas con una enfermedad mental se encuentren con sus terapeutas mediante videollamadas. A pesar de que muchos pacientes siguen prefiriendo la conversación presencial, la terapia a distancia tiene ventajas prácticas innegables. Un equipo liderado por el psicólogo Dror Ben-Zeev, de la Universidad de Washington, ha investigado en un estudio si una forma bastante simple de comunicación electrónica también puede ser útil para las personas con un trastorno mental: los mensajes cortos a través del teléfono inteligente.

Los investigadores reclutaron para su estudio piloto a 49 pacientes que ya participaban en un tratamiento asertivo comunitario (TAC). En esta modalidad de tratamiento, las personas, que en su mayoría padecen enfermedades mentales múltiples o graves, son atendidas en su lugar de residencia por un equipo multidisciplinar en forma de psicoterapia ambulatoria, pero también a través de la asistencia para realizar las compras, la búsqueda de una nueva vivienda, las solicitudes o candidaturas y las finanzas. Esta forma de tratamiento puede estabilizar a los afectados y, según se ha demostrado, propicia hospitalizaciones más cortas.

En su mayoría, los participantes de la investigación padecían esquizofrenia, un trastorno esquizoafectivo o bipolar. Según indicaron en un cuestionario, necesitaban más ayuda de la que recibían. A 37 de ellos se les ofreció ampliar el tratamiento TAC: durante tres meses tenían la posibilidad de contactar con una persona de su equipo operativo mediante mensajes cortos.

Mediante mensajes de texto, los terapeutas recordaban a los pacientes las citas médicas, les enviaban información sobre enfermedades mentales y les ofrecían técnicas terapéuticas como la reevaluación cognitiva (sobre las voces que oían, por ejemplo). También se les instruyó de este modo en ejercicios de relajación, entre ellas, técnicas de respiración o imaginación.

Cada participante envió y recibió, de media, cuatro mensajes de texto al día. Al final del estudio, se mostraron menos deprimidos y padecían menos manía persecutoria que los 12 pacientes que solo habían recibido la terapia estándar. Además, indicaron que manejaban mejor su enfermedad.

Sin embargo, en una evaluación tres meses después de finalizar la terapia a través del teléfono móvil, las ventajas no se pudieron demostrar. Con todo, el estudio revela que el apoyo terapéutico a través de los mensajes de texto puede ser útil, señalan los investigadores. Así, podría servir de medida terapéutica provisional cuando no se dispone de plazas libres para una terapia o si la gravedad de los síntomas impide al afectado acudir a consulta o al hospital. Los científicos prevén confirmar el efecto de la terapia mediante mensajes cortos en un estudio más amplio.

Fuente: Psychiatric Services, 10.1176/appi.ps.202000239, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.