Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Marzo/Abril 2010Nº 41
Mente, cerebro y sociedad

Neurociencia

Complejidad cerebral explicada mediante leyes sencillas

La teoría de la evolución nos ayuda a entender la estructura y función del cerebro.

Menear

Debido a la enorme complejidad del sistema nervioso, se ha tenido que elegir entre estudiar el sistema globalmente, sin descender al detalle de la neurona, o investigar pequeños grupos de neuronas. En el primer caso se han identificado las zonas del cerebro humano responsables de cada tipo de procesamiento (visual, auditivo, etcétera). En el segundo caso, se ha logrado entender cómo las neuronas codifican información del exterior (olores, sensaciones táctiles, etc.), cómo esta información se comunica a otras neuronas, y cuestiones básicas del procesamiento posterior.

Uno de los aspectos que más dificulta este tipo de investigación es la altísima conectividad del sistema nervioso; cualquier subsistema, por pequeño que sea, se encuentra conectado con otras neuronas ajenas a él. De ahí la dificultad que entraña comprender plenamente la función de un pequeño grupo de neuronas, pues casi siempre está afectado por lo que hacen otras neuronas. La solución ideal sería estudiar un sistema nervioso completo, con resolución de neuronas individuales.

Puede conseguir el artículo en: