Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2010
Medicina

Ictus

Una emergencia médica tratable.

© istockphoto / Arthur Carlo Franco (médico); © istockphoto / Martin Novak (mujer); © istockphoto / Claudia Dewald (hombre); © istockphoto / Elena Schweitzer (comida); © istockphoto / Marcela Barsse (plato); © Fotolia / NL shop (tabaco y alcohol)

El ictus representa en los países occidentales la principal causa de discapacidad en adultos y la segunda causa de mortalidad. Sin embargo, diez años atrás, el tratamiento del ictus en la fase aguda se limitaba a medidas generales para evitar complicaciones neurológicas y sistémicas. Pero, merced a los datos aportados por ensayos clínicos y la introducción reciente de nuevas técnicas de neuroimagen estamos asistiendo a una revolución en el diagnóstico y el tratamiento.

En este momento, el objetivo del neurólogo debe pasar por una rápida identificación del cuadro clínico, así como el empleo de las medidas terapéuticas adecuadas que limiten el área de isquemia cerebral y, por tanto, el territorio de necrosis resultante.

La reciente introducción del tratamiento trombolítico en la fase aguda del ictus isquémico ha supuesto un enorme avance terapéutico en los pacientes. Su empleo en las primeras tres horas del cuadro clínico logra una reducción significativa de las secuelas neurológicas tras un infarto cerebral, siempre que se realice por personal experimentado. Asimismo, el desarrollo de dispositivos asistenciales específicos, conocidos como unidades de ictus, ha reducido la mortalidad y las secuelas entre estos pacientes.

 

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.