Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Vivienda y calidad de vida

¿Cómo se ha de acondicionar una casa, una vivienda para que nos sintamos a gusto en ella? La psicología colabora a configurar mejor los espacios vitales.
"Quien alquile una vivienda ha de tener la posibilidad de asomarse a la ventana y, tanto como alcancen sus manos, rascar la mampostería. Se le ha de permitir pintar de color rosa con una brocha larga, hasta donde llegue, de manera que pueda verse desde la otra punta de la calle: ahí habita alguien con personalidad propia." Eso proclamaba, en 1964, Friedensreich Hundertwasser (1928-2000) en su Verschimmelungsmanifest gegen den Rationalismus in der Architektur (Manifiesto de enmohecimiento contra el racionalismo en arquitectura). Con tales palabras, el arquitecto y artista austríaco evidenciaba su discrepancia del conformismo de la profesión.
Si paseamos por las grandes urbes europeas, diríamos que en el tiempo transcurrido desde entonces, la situación apenas ha cambiado. Quizá muchas fachadas, antes de gris cemento, hayan recibido una capa de pintura algo más agradable, pero en la mayoría de los barrios se advierte una escasa personalidad. Si preguntamos por la razón, se nos remite a las ordenanzas urbanísticas, que deben respetarse para que los trazados de las calles y el tipo de edificación ofrezcan una imagen de conjunto y no un caos desordenado.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.