El padre del cociente de inteligencia

El psicólogo William Stern (1871-1938) ideó el cociente de inteligencia. Pronto vio con preocupación el empleo masivo de su creación

William Stern (1871-1938). [ALBUM / BILDARCHIV PISAREK/ AKG-IMAGES]

En síntesis

Como fundador de la psicología diferencial, William Stern, quien enseñó en Hamburgo hasta 1933, desarrolló métodos innovadores de diagnóstico de aptitud y talento. En 1912 propuso por vez primera el cociente de inteligencia (CI).

Con su teoría del personalismo, Stern se mostró asimismo en contra de medir y optimizar el potencial de las personas como si fueran máquinas. De esta manera se convirtió tanto en pionero como en crítico de la psicometría.

Stern vio con escepticismo el uso masivo y acrítico de los tests de CI. No solo no proporcionaban parámetros fijos, sino que además podrían negar injustamente oportunidades a algunas personas.

Amarillo, verde, rojo, azul. ¿Qué color no encaja en esta serie? Posiblemente elegirá el verde, pues es el único color que es una mezcla de los otros. Pero ¿por qué no azul? Al fin y al cabo, ¡es la única palabra que termina en consonante! Este ejemplo muestra que a veces se puede discutir sobre qué significa exactamente ser inteligente. Algunas soluciones originales a un problema pueden no ser las que tenía en mente quien pregunta, pero ¿acaso no demuestra una inteligencia elevada pensar de manera no convencional?

Un error muy extendido entre la opinión pública es la idea de que las pruebas de inteligencia no miden realmente lo que pretenden medir, es decir, una dotación intelectual cuya validez resulta extensible a diferentes culturas e individuos. A menudo, se argumenta que la respuesta correcta a una pregunta de test no tiene por qué ser aceptada como algo universal, sino que dependerá del carácter, de la experiencia y las preferencias del examinando. Pero ello nos proporciona una idea demasiado simplista de cómo los psicólogos desarrollan las pruebas de inteligencia.

No en vano, este desarrollo comprende una amplia gama de tareas que previamente han sido validadas y estandarizadas, por lo general, con cientos de personas. Las cuestiones ambiguas como la mencionada son descartadas, así como aquellas cuya solución solo requiere formación y conocimientos previos. Naturalmente, nunca
es posible liberarse por completo de ello, pues ¿cómo medir la capacidad mental de una persona si no es por su nivel de desempeño actual? Lógicamente, esto es siempre una cuestión también de oportunidad y práctica.

Pero ¿para qué se recaba realmente el cociente de inteligencia (CI)? Por regla general, con fines de pronóstico: los tests de inteligencia sirven para ayudar a evaluar el potencial futuro de una persona en la resolución de problemas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.