Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Mayo/Junio 2018Nº 90

Psicoterapia

La importancia del sentido de la vida

Las personas con una vida plena presentan un menor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular o una demencia. ¿Contribuye el sentido existencial a la salud?

Menear

El escritor Mark Twain (1835-1910) tuvo una vida muy rica en experiencias; tanto positivas como negativas. El famoso autor estadounidense de obras tan populares como Las aventuras de Tom Sawyer viajó por todo el mundo, fue elogiado por sus obras literarias e impartió lecturas ante lectores entusiastas. Sin embargo, perdió su fortuna a causa de una desacertada participación económica en una imprenta y el destino le deparó numerosos golpes: sufrió la muerte de tres de sus cuatro hijos y presenció la de su esposa Olivia. ¿Sabía Twain cuál era el sentido de su vida? Al menos tenía claro que las personas buscamos un significado vital y que esta búsqueda desempeña un papel determinante. «Los dos días más importantes de tu vida son el día en que naces y el día en que descubres por qué», dijo, según se cuenta, en una ocasión.

Algunos individuos encuentran el sentido de la vida ayudando a los demás, sea a través de un voluntariado o criando a los hijos y nietos. Otros pintan, escriben o llevan a cabo otra actividad artística. Pero los estudios indican que el concepto del sentido de la vida resulta más complejo. Numerosos factores contribuyen a que consideremos nuestra vida plena: entre ellos, que sintamos que los actos que realizamos dejan huella en el mundo y que tengamos claros los valores y objetivos que perseguimos. Los psicólogos han elaborado diferentes pruebas que evalúan esta tendencia en las personas. Estos tests despiertan, cada vez más, el interés de médicos y neurocientíficos, puesto que las investigaciones recientes revelan que quienes estiman su vida como importante viven más felices y durante más años.

En 2015, Randy Cohen y Alan Rozanski, del Hospital Mount Sinai St. Luke’s-Roosevelt de Nueva York, indagaron la relación entre la búsqueda del sentido y el riesgo de morir a causa de una enfermedad cardiovascular. Para su metanálisis eligieron diez estudios efectuados a largo plazo, en los que, en total, los científicos habían evaluado a más de 130.000 participantes durante una media de siete años. En ese período de tiempo fallecieron cerca de 14.500 participantes, de los que más de 4000 sufrieron un infarto de miocardio o un ictus. Las personas que consideraban que tenían una vida plena presentaban un 20 por ciento menos de riesgo de morir en comparación con las que no atribuían a su vida un significado especial.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.