Ilusiones auditivas

Podemos provocar en el laboratorio ilusiones auditivas creando situaciones poco habituales. Gracias a ellas comprendemos mejor los mecanismos ordinarios de la audición.
La ilusión auditiva más trivial no exige recurrir a estímulos reservados para los laboratorios de investigación: la experimentan a diario miles de personas. Se trata de la ilusión de espacio auditivo que se percibe al escuchar un concierto de música clásica en un reproductor estereofónico: el oyente tiene la impresión de que el piano se encuentra en el centro, los violines a la izquierda y los contrabajos a la derecha. ¡Estamos siendo víctimas (o beneficiarios, diría un optimista) de una ilusión auditiva!
El estudio en laboratorio de situaciones especiales, adecuadas para confundir a nuestros sentidos, arroja luz nueva sobre los mecanismos que intervienen en condiciones habituales. Dejados de lado sus aspectos más lúdicos, estas investigaciones permiten, merced a estímulos anómalos o no coherentes, comprender mejor la forma en que recibimos e interpretamos las señales sonoras.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.