Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2005
Historia

Leonardo da Vinci, neurocientífico

Hace quinientos años, el artista e ingeniero se adelantó a su época al alcanzar un conocimiento científico más preciso del cerebro.
Leonardo da Vinci, prototipo del hombre del Renacimiento, despierta la admiración general por la amplitud sin igual de sus intereses intelectuales. El autor de la Mona Lisa y otras obras maestras de la segunda mitad del siglo xv y principios del xvi, fue un consumado músico, escenógrafo, científico e ingeniero. Sus inventos abarcan desde cojinetes hasta instrumentos para medir la gravedad específica de los sólidos, pasando por extraordinarias máquinas de guerra (aunque aborrecía la "extrema locura animal" de las batallas).
Sus descubrimientos neurocientíficos, notables e ingeniosos, se conocen menos. Débese ello, en buena medida, a que centenares de páginas con anotaciones y detallados dibujos anatómicos permanecieron sin publicar hasta finales del siglo xix y principios del xx. En una época en que las ideas más aceptadas provenían de la ciencia medieval y de la Grecia y Roma clásicas, fue pionero en la práctica del dibujo anatómico, basado en la propia observación directa. Se esforzó por establecer un fundamento físico en cuya virtud el cerebro interpretara los estímulos sensoriales recibidos y operase la mente. Desarrolló una teoría coherente sobre el funcionamiento de los sentidos, en particular el de la vista. Las explicaciones mecanicistas de tales fenómenos reflejan el enfoque habitual en ingeniería, la ocupación primordial de Leonardo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.