Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Métodos de investigación

Metanálisis, ¿un método de estudio fiable?

En los últimos años han aumentado de manera considerable las investigaciones basadas en estudios de revisión. Sin embargo, a menudo son poco concluyentes.

En 2018, Nikolas Cruz, por entonces de 19 años de edad, perpetró una horrible masacre en una escuela de Parkland. Se le declaró «adicto a los videojuegos belicosos». El suceso volvió a plantear la cuestión de si la violencia en los medios de comunicación favorece la agresividad. Los múltiples metanálisis efectuados hasta la fecha no aportan una respuesta clara. [PICTURE ALLIANCE / ZUMAPRESS / AL DIAZ]

En síntesis

Cuando los investigadores no hallan una solución unánime para una cuestión científica, suelen usar el metanálisis con el fin de obtener una respuesta ­objetiva.

Sin embargo, los estudios de revisión son menos fiables de lo que se piensa. La selección de los trabajos que deben analizarse suele ser arbitraria y estar sujeta a conflictos de intereses.

Los científicos rivales deberían desarrollar en equipo las investigaciones, lo que les permitiría trabajar de la forma más transparente posible. Y alentar la discusión.

El 14 de febrero de 2018, Nikolas Cruz, de 19 años, disparó y mató a 17 alumnos y profesores de su escuela de Parkland, en Florida. También hirió a otras 14 personas. El por entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, creyó saber de inmediato el motivo de las acciones del estudiante: «Cada vez oigo a más gente decir que la violencia de los videojuegos modela los pensamientos de los jóvenes», escribió en Twitter.

No fue el único en establecer esta relación. De hecho, tras casi cada tiroteo surgen voces que afirman que la violencia en las películas y los juegos de ordenador convierte a los jóvenes en delincuentes. Un pensamiento que, sin duda, viene rápido a la cabeza tan solo viendo videojuegos como Call of Duty, en el que el usuario debe matar a cientos de enemigos anónimos con armas automáticas y granadas de mano, o Grand Theft Auto, donde hay que disparar a peatones inocentes. Por lo visto, a Cruz le gustaban ese tipo de juegos. «Su día a día giraba en torno a la muerte y a disparar a lo que fuera», declaraba un antiguo vecino del joven para el periódico The Miami Herald.

Sin embargo, los estudios no son concluyentes. Innumerables expertos han investigado si la violencia en los medios de comunicación fomenta los pensamientos agresivos y favorece que se cometan delitos. Los resultados de las investigaciones han sido a veces positivos, pero otros, negativos. Por esta razón, los científicos recurren a los denominados metanálisis. Se trata de estudios que examinan todas las investigaciones publicadas hasta ese momento sobre una cuestión concreta; las evalúan de manera imparcial y, a partir de esa valoración, determinan una conclusión general.

En 2009, Christopher Ferguson y John Kilburn, quienes por entonces trabajaban en la Universidad Internacional de Texas A&M, publicaron en una prestigiosa revista científica un metanálisis en que desmentía la relación entre violencia, videojuegos y agresión. Un año después, un equipo formado por renombrados expertos en ese campo y bajo la dirección de los psicólogos Brad Bushman y Craig Anderson, llevó a cabo otro estudio similar, pero esta vez con más datos. ¿Su conclusión? Los juegos belicosos sí nos convierten en personas agresivas.

Desde que se publicaron sus respectivos metanálisis, Bushman, ahora en la Universidad Estatal de Ohio, y Ferguson mantienen fuertes discusiones. A pesar de que se han efectuado otros trabajos, ninguno ha sido esclarecedor.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.