Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Relación terapéutica más allá de las palabras

La comunicación no verbal contribuye a que exista un clima de confianza, respeto y empatía entre médico y paciente.

CORTESÍA DE BEATRIZ MOLINUEVO ALONSO

Con frecuencia, las personas no exponen directa y espontáneamente sus preocupaciones a través del lenguaje oral. Otra importante herramienta comunicativa entra en esos momentos en escena: la comunicación no verbal. Esta, al igual que las palabras, contiene un alto valor adaptativo para los humanos, puesto que permite transmitir información relevante para la supervivencia, desempeña una función clave en las relaciones interpersonales y constituye la principal vía de expresión de las emociones. De ahí que pueda influir en el estado emocional y comportamiento humanos.

Incluso los recién nacidos, quienes carecen de una capacidad de expresión verbal desarrollada, muestran sus habilidades comunicativas no verbales cuando expresan sus necesidades a los progenitores u otros cuidadores. La fascinación del bebé por las expresiones faciales y el habla de los adultos, junto con su habilidad para imitar expresiones y gestos, fomenta el desarrollo social. Pero más allá de la función adaptativa, las peculiaridades de la comunicación no verbal la convierten en una valiosa herramienta en diversos contextos, en especial, en el ámbito sanitario. 

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.