Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Psicoterapia para el sistema inmunitario

La terapia cognitivo-conductual podría contribuir a combatir los procesos inflamatorios.

Macrófagos pulmonares y glóbulos rojos. [Wikimedia Commons]

Cada vez hay más estudios que demuestran que el sistema inmunitario no solo desempeña una función en las dolencias físicas, sino también en las enfermedades psíquicas. Sobre todo, los trastornos de ansiedad, la depresión o la esquizofrenia suelen ir acompañadas de inflamaciones crónicas en las que las defensas del organismo disparan la alarma ante agentes patógenos reales o sospe­chosos. Y a la inversa, también fac­tores psíquicos como el estrés o el apoyo social pueden interferir en el sistema inmunitario.

Grant Shields y otros científicos de la Universidad de California en Davis han investigado si la psicoterapia tiene un efecto mensurable sobre los procesos inmunitarios inflamatorios. Para ello, evaluaron 56 estudios en los que se habían medido los parámetros inmunitarios de un total de 4060 participantes antes y después de una terapia.

Hallaron que, en general, los tratamientos mejoraban una serie de funciones inmunitarias importantes, al tiempo que los procesos inflamatorios remitían. Por ejemplo, disminuía la actividad de las citocinas, proteínas que regulan las reacciones inflamatorias. Asimismo, aumentaba la cantidad total de células inmunitarias. Estos cambios se mantenían al menos hasta seis meses después de la psicoterapia. Los efectos más notables se observaron en una terapia cognitivo-conductual y en un tratamiento que combinaba distintos métodos terapéuticos. La duración de las terapias no influía en los resultados.

Según los científicos, las intervenciones psicosociales podrían ayudar a combatir enfermedades físicas. Ahora bien, sería necesario investigar los mecanismos exactos que explican el efecto que la mente ejerce sobre las defensas del organismo.

Fuente: JAMA Psychiatry, 10.1001/jamapsychiatry.2020.0431, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.