Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2019
Alzhéimer

Entender el alzhéimer

Dos tercios de las personas con demencia sufren la enfermedad de Alzheimer. Pero, pese a los esfuerzos científicos, todavía no están claras sus causas y se carece de un tratamiento eficaz. Veamos qué sabemos hasta ahora de este trastorno neurodegenerativo.

Yousun Koh

Deterioro progresivo
Las pérdidas sutiles de memoria o los cambios en la conducta son los primeros signos externos de la enfermedad de Alzheimer. Lentamente pero sin pausa, la cognición disminuye, el lenguaje se altera y los cambios en el comportamiento se acumulan, lo que provoca que se reduzca la capacidad de independencia de la persona afectada. Estas alteraciones se apoyan en cambios tanto estructurales como microscópicos en el cerebro.

Declive de la capacidad cognitiva
Las placas amiloides beta se depositan en el cerebro con bastante anterioridad a la aparición de los primeros síntomas cognitivos. Por lo general, entre 10 y 15 años antes. En cambio, la acumulación de los ovillos de la proteína tau acontece más tarde, cuando se inicia el proceso neurodegenerativo.

Dianas de los tratamientos
Hasta ahora, ningún medicamento ha logrado detener o curar la enfermedad. Sin embargo, los investigadores están intentando desarrollar sustancias que interfieran en su aparición.

Factores de riesgo
Genética: Alrededor de un 1 por ciento de los casos de alzhéimer se debe a mutaciones en los genes APP, PSEN1 o PSEN2, que producen la acumulación anómala de amiloide beta. Se trata de una forma familiar rara de la enfermedad. Ciertas mutaciones en APOE y TREM2 aumentan el riesgo de padecer una forma más común de la enfermedad de Alzheimer.

Sexo: El alzhéimer es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Esta diferencia no puede explicarse a partir de la mayor esperanza de vida, pues el riesgo ya casi se duplica a los 65 años. Es posible que la causa se halle en las hormonas sexuales ­femeninas.

Estilo de vida: Unos hábitos de vida poco saludables pueden aumentar el riesgo de alzhéimer: una dieta inadecuada, el sedentarismo, el consumo de tabaco y la falta de sueño pueden influir. Se ha ­relacionado, además, con enfermedades como la diabetes o la obesidad.

[El artículo completo (PDF) incluye una infografía de 2 páginas que resume los conocimientos actuales sobre la enfermedad de Alzheimer.]

 

 

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.