Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Noviembre/Diciembre 2008Nº 33

Neurología

Sincronización y epilepsia: el bueno, el malo y el patológico

Los estudios recientes sobre la epilepsia del lóbulo temporal están abriendo nuevas vías en la investigación biomédica de este síndrome neurológico. Aspectos como la inhibición, la sincronización neuronal y las oscilaciones cerebrales comienzan a ser reinterpretados a la luz de los nuevos y extraordinarios avances científicos y técnicos.

Menear

Pedro tiene epilepsia. Lo sabe desde hace cinco años y ahora convive con su enfermedad. Intenta hacer una vida normal, como cualquiera de sus amigos; lee, va y viene de la universidad, sueña o imagina que sueña, y trata de planificarse sin tomar mucho en cuenta eso que le sucede a ratos.

Lo que le sucede a ratos es que pierde la conciencia y su cuerpo se estremece con movimientos automáticos y desproporcionados. Justo antes, en ocasiones, Pedro percibe sensaciones extrañas en su estómago. No le resulta fácil explicar qué es. Son las auras, que muchas veces preceden a sus crisis epilépticas. La crisis pasa, y Pedro queda confuso. Se incorpora. El paso del tiempo lo devuelve a la realidad y echa a andar. Está probando un nuevo fármaco; ya es el tercero, pero las crisis son cada vez más frecuentes. Su neurólogo le ha dicho que, si no consiguen controlarlas, habrá que pensar en la cirugía. Pedro sigue su marcha. Sólo puede ir hacia delante y esperar que su cerebro epiléptico pueda ser dominado.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados