Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Peligro de psicosis y consumo de cannabis

El uso diario de cannabis con un alto contenido en THC puede provocar cierto tipo de psicosis.

GETTY IMAGES / FINCHFOCUS / ISTOCK

Los tipos de cannabis más potentes son responsables de gran parte de las psicosis asociadas a esta droga, concluye un estudio internacional. Los investigadores, dirigidos por Marta Di Forti, del King’s College de Londres, analizaron a 2138 voluntarios de 11 localidades de Europa y Brasil. De ellos, 901 estaban recibiendo tratamiento contra la psicosis por primera vez. Los científicos examinaron el consumo de productos derivados del cannabis en esos lugares e identificaron cuáles contenían más o menos del 10 por ciento de tetrahidrocannabinol (THC), sustancia psicoactiva de la planta del cáñamo. Observaron que existía una relación entre la psicosis, el consumo diario de cannabis y la disponibilidad de productos cannabinoides con un alto contenido en THC.

El estudio sugiere, asimismo, que el cannabis provoca ciertos tipos de psicosis, afirmación todavía discutida entre los investigadores. No obstante, en los lugares donde se llevó a cabo la investigación existía un patrón claro entre la población general: allí donde más personas fumaban porros a diario y usaban drogas con un alto contenido en THC, el índice de casos de psicosis era mayor. Los resultados concuerdan con hallazgos previos que advierten de los efectos nocivos de las drogas potentes.

Además, el riesgo de psicosis se triplicaba debido al consumo diario, e incluso se quintuplicaba con productos derivados del cannabis con más de un 10 por ciento de THC. Los investigadores calculan que si se retirara de la circulación el cannabis más fuerte, se evitarían aproximadamente el 12 por ciento de las psicosis. En Ámsterdam, hasta la mitad de ellas. No obstante, los autores recomiendan prudencia a la hora de interpretar los resultados: los datos sobre el consumo y la potencia de los productos derivados del cannabis no se han verificado con mediciones. Con todo, estudios previos han demostrado que la mayor parte de los consumidores de cannabis están bien informados acerca de lo que toman, por lo que pueden aportar información fiable al respecto.

Fuente: The Lancet Psychiatry, 10.1016/S2215-0366(19)30048-3, 2019

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.