Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

¿Podría el litio en el agua potable salvar vidas?

Asocian mayores concentraciones de litio en el agua potable con una menor tasa de suicidios.

UNSPLASH/MANKI KIM (unsplash.com/photos/12Kb5ynfxso)

Desde que en 1949 se descubriera el efecto terapéutico del litio, este «mineral mágico» se utiliza para tratar manías, depresiones y trastornos bipolares. El hecho de que también reduzca la tasa de suicidio está probablemente relacionado con que amortigua la impulsividad. A través de la erosión del mineral y del suelo, el litio llega de forma natural al agua potable. Esta contiene unos microgramos por litro, es decir, una cantidad muy inferior a la que se prescribe en psiquiatría (los pacientes toman al menos 200 miligramos al día). Científicos de las escuelas de Medicina de Brighton y Sussex y del Colegio King de Londres han recopilado los resultados de 15 estudios llevados a cabo en diversos lugares del mundo sobre la relación entre el litio en el agua potable y la tasa de suicidios. El metanálisis incluye datos de Japón, Austria, Estados Unidos, Grecia, Italia y Lituania, que suman un total de 1286 ciudades y regiones.

Según han encontrado, una menor tasa de suicidio se asocia con mayores concentraciones en el agua potable. Anjum Memon, epidemiólogo y director del estudio, sospecha que existe un efecto prolongado y acumulativo del mineral. En el metanálisis se evaluaron solo los estudios que excluían factores perturbadores, entre ellos, las diferencias en los sistemas sanitarios, el clima o la distribución sociodemográfica. Sin embargo, no se eliminaron todos los factores que podían explicar ese efecto, apuntan los investigadores. Por ello, Memon propone que se lleven a cabo estudios siste­máticos sobre el enriquecimiento con litio del agua potable de uso común.

Fuente: The British Journal of Psychiatry, 10.1192/bjp.2020.128, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.