Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

WILL DRINKER / GREG DUNN

Delicadas marañas de neuronas y finísimos axones. Dos investigadores, a la vez que artistas, de Estados Unidos han creado la hasta ahora más compleja y original representación artística del cerebro humano. El neurocientífico Greg Dunn y el físico Brian Edwards utilizaron, entre otros materiales, neuroimágenes por resonancia magnética y por tensor de difusión de diversos cerebros, que digitalizaron y ensamblaron mediante un ordenador. A continuación, reprodujeron el resultado a mano sobre una lámina revestida con pan de oro a partir de secciones de tamaño microscópico. Mediante luz, el modelo simula el flujo de la excitación neuronal entre las regiones cerebrales.

La animación, de 2,5 por 4 metros, crea en el espectador la impresión de que está viendo su propio cerebro en funcionamiento. De ahí el nombre de la obra: Self reflected («Autorreflejo»).

La pieza puede visitarse en la exposición Your brain («Tu cerebro») del Instituto Franklin de Filadelfia. Si le resulta difícil trasladarse hasta allí, puede ver un vídeo sobre ella en www.fi.edu/selfreflected. Seguro que le sorprenderá.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.