La generación de la pandemia

Los expertos en desarrollo infantil estudian si la pandemia de COVID-19 está afectando al desarrollo temprano del cerebro y al comportamiento de los niños.

[HALFPOINT/ GETTY IMAGES/ ISTOCK]

Como muchos pediatras, Dani Dumitriu se preparó a conciencia para afrontar la repercusión del coronavirus SARS-CoV-2 cuando irrumpió en su Servicio de Pediatría, en el Hospital infantil Presbiteriano Morgan Stanley de Nueva York. Se tranquilizó al comprobar que, según parecía, la mayoría de los recién nacidos que habían estado expuestos a la COVID-19 se encontraban bien. Conocedores de las anomalías congénitas que el Zika y otros virus pueden provocar, los médicos estaban atentos al surgimiento de posibles problemas.

Pero los indicios parecían en este caso más sutiles e insidiosos. Durante más de dos años, Dumitriu y su equipo recopilaron datos sobre el desarrollo infantil. Desde finales de 2017, habían estado analizando las habilidades comunicativas y motoras de bebés de hasta seis meses de edad. Pensó que sería interesante comparar los resultados de lactantes nacidos antes y durante la pandemia. Para ello, pidió a Morgan Firestein, investigadora posdoctoral de la Universidad de Columbia en Nueva York, que evaluara si existían diferencias en el desarrollo neurológico entre ambos grupos.

Unos días más tarde, Firestein llamó muy afectada a Dumitriu. «Me dijo: "tenemos una
crisis, no sé qué hacer. El efecto de la pandemia ha sido significativo"», recuerda Dumitriu. La mayor parte de aquella noche permaneció despierta leyendo los datos con detenimiento. Los niños que habían nacido durante la pandemia exhibían, de media, puntuaciones más bajas en las pruebas de motricidad gruesa y fina y en las habilidades comunicativas en comparación con los nacidos antes del nuevo coronavirus, según revelaba una investigación basada en las evaluaciones parentales a través de un cuestionario. No importaba si los progenitores se habían infectado con el virus o no. Parecía haber algo relacionado con el entorno. Dumitriu se quedó estupefacta. «Nos llevamos las manos a la cabeza. Estábamos hablando de cientos de millones de bebés», señala.

Aunque los niños, por lo general, evolucionan bien cuando se infectan con el SARS-CoV-2, algunos estudios preliminares sugieren que el estrés asociado a la pandemia durante el embarazo podría afectar al desarrollo encefálico fetal de algunos niños.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.