Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2009
Lectura

Las raíces de la legastenia

Un nuevo método empleado en los niños con dificultades para leer analiza las causas biológicas y establece un programa informático de tratamiento. Los resultados son esperanzadores.
© fotolia / Ivanna Buldakova
La madre de Kevin rebosa de alegría. "He estado yendo de la ceca a la meca durante tres años, de terapia en terapia, y ninguna le ha servido. Con usted, en cambio, lee en una hora." ¿Cómo explicarlo? A diferencia de la mayoría de los tratamientos habituales indicados para legastenia, el nuevo procedimiento, en vez de someter a todos los niños a un tratamiento estandarizado, nos revela las causas psicológicas individuales de las dificultades lectoras.
Empecé a ocuparme de la legastenia, hace ya muchos años, cuando investigaba las alteraciones visuales de los niños con daños cerebrales. Llegaban al departamento niños con dificultades para leer en los que las terapias habituales para la legastenia no habían dado ningún resultado. Acontecía, sin embargo, que tales pacientes no solían presentar trastornos de visión. De hecho, bajo el término “legastenia” se cobija un espectro muy amplio de alteraciones diversas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.