Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2012
Psicología

Bajo el influjo de los prejuicios

La inseguridad extrema, los tópicos sociales o ambos factores combinados pueden generar una baja autoestima en la persona, de tal suerte que afecte a su rendimiento cognitivo. Existe una salida de emergencia: el cambio de perspectiva.

© Fotolia

En síntesis

La fe en nuestras capacidades influye en cómo gestionamos las situaciones que requieren cierto rendimiento. El estrés y los sentimientos negativos, acompañantes de la baja autoestima, afectan la memoria de trabajo.

El recuerdo de antiguos fracasos o la confrontación con prejuicios sociales o de género pueden perjudicar la autoestima y el rendimiento.

Un cambio de perspectiva, como evitar la relación de determinados juicios con uno mismo, puede resultar de ayuda.

Frank ansiaba desde hace meses la oportunidad laboral que ahora se le brinda. La presentación de este año del balance trimestral de la empresa puede servirle de trampolín para convencer de una vez por todas a su jefe de su validez profesional. Sin embargo, las dudas le acechan desde que prepara la puesta en escena. Ha perdido seguridad en sí mismo. De repente, le asaltan los recuerdos de cuando iba al colegio y debía presentar los trabajos delante de toda la clase: la voz y las piernas le temblaban. Si lo piensa, hablar en público nunca ha sido su fuerte.

Los nervios aumentan a medida que se acerca el día de la presentación en la sala oval de la empresa. Incluso el ensayo general que Frank simula en casa ante su esposa resulta un fiasco. Como era de esperar, al menos para él, el gran día acaba en un rotundo fracaso: a media presentación pierde la voz, siente cómo le suben los colores y percibe la mirada despectiva de sus superiores. A pesar de que, en la rutina laboral, Frank destaca del resto de los compañeros por su inteligencia y motivación, en los momentos decisivos falla. ¿Por qué?

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.