Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Inmunoterapia contra el alzhéimer

Un fragmento de anticuerpo específico actúa contra los agregados solubles del péptido amiloide beta, responsables de la toxicidad y la muerte celular en la enfermedad de Alzheimer.
Hace más de un siglo, el médico alemán Alois Alzheimer describió el primer caso de una demencia severa en la que el análisis histológico post mórtem de la paciente mostraba una marcada atrofia de la corteza cerebral asociada a la presencia de unos depósitos insolubles que, posteriormente, se denominaron placas amiloides. En la última década se ha concluido que la muerte neuronal característica de la enfermedad de Alzheimer (EA) se debe a la toxicidad de los agregados solubles precursores de las placas amiloides (oligómeros), formados por el péptido amiloide beta (Ab), y no meramente por la presencia de las placas amiloides. La inmunoterapia, que consiste en el uso de anticuerpos y otras moléculas del sistema inmunitario para tratar enfermedades, está dando muy buenos resultados en ciertos trastornos autoinmunitarios y algunos tipos de cáncer. Aunque diversos estudios clínicos para tratar la EA mediante vacunación se encuentran en la fase previa a la comercialización (fase III), no son pocos los efectos secundarios observados, por lo cual se ralentiza la consecución de una terapia segura.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.